Bienvenido/a a este espacio

“Cada persona es un mundo”, particular y diferente en relación continua con todo lo que le rodea. A lo largo de nuestra existencia, hay momentos en los que podemos atravesar situaciones que nos superen, difíciles de gestionar, dónde nos sintamos bloqueados, en desequilibrio y que nos producen un elevado nivel de sufrimiento.

Este malestar puede motivarnos  hacia el cambio y el crecimiento personal. Aunque no siempre sabemos por dónde empezar, ni cómo usar nuestros recursos y fortalezas, y otras veces quizá nos falte aprender nuevas estrategias de afrontamiento.

Por ello, la ayuda de un/a psicólogo/a profesional es importante para orientar este proceso de cambio y crecimiento, proporcionando las herramientas necesarias para aprender a manejar estas situaciones, al igual que las emociones y los pensamientos que las mismas nos provocan.

Los motivos para acudir a terapia pueden ser muy diversos, desde la necesidad de resolver algún conflicto externo o interno, estar pasando por un mal momento, no sentirse bien con uno mismo, sentirse apático sin saber el motivo, etc.

El motivo no tiene por qué estar descrito en ninguna guía, lo decides tú.